En el año 2000 publiqué el poemario Cavando la tierra con tus sueños, que en poco tiempo cumplirá su mayoría de edad; ha vuelto a mí renovado, gracias al regalo de mi amigo Beneyto, quien me enseñó hace poco las ilustraciones que de él había hecho. Aquí uno de los poemas y la ilustración.

cavando

 

LA EDAD DE AMARTE

Secas las manos de recoger
la red de tantos cadáveres conocidos
como una isla recortada
bajo el mar de tu vientre.
Ojalá la tierra nos separe
con la sed del amor y del odio
que la edad disuelve en lugares remotos
pese a todos sus viajes por encontrarte.
Y ojalá olvidemos la evidencia
con los sueños demorándose
de llevar sucias las manos.
No veo la luz acumulada, no oigo el grito
de las hembras parturientas.
La existencia, como si le faltara un brazo,
vuelve a ser sueño y llanto
en lugares jamás imaginados por el hombre.
Despertando una y otra vez
en los límites del pensamiento.

Anuncios