Etiquetas

,

El tiempo no necesita
de nuestra ayuda.
Qué hare yo
cuando no estés
mi mejor amigo.
El tiempo no dura
como nuestra amistad
que no se puede explicar
sin este sentimiento
en la distancia.
Qué haré yo cuando
termine el día
y llegue la noche
en silencio.
Sin nadie a quien contar
la última pesadilla.
Cuando no te tenga
para explicarte a mi lado
este sueño sin sentido.
Cuando no pueda
compartir contigo
el sonido de un zapato
deslizándose por el suelo
mojado por la lluvia.
El tiempo aguantará
nuestro mutuo destino.
Nos arrastrará
como juguetes rotos,
como hombres perdidos
por la calle principal.
Tú por un lado.
Yo por el otro.
Pero qué hare yo
cuando no estés
con el tiempo oculto
en nuestros rostros.
Sin tiempo
para la despedida.

s16123011340

© km, Del libro No es nada.

Anuncios