Etiquetas

Ser uno mismo conlleva asumir el paso del tiempo, las arrugas, la voz que cambia. Es asumir el riesgo de que no nos entiendan cuando seguimos a una voz interior que nos dice que cambiemos. Es sentir la soledad a todas horas cuando experimentamos la necesidad de escribir esos poemas de la servilleta aun con cincuenta años.

img_2956

© km, Poemas de la servilleta, Olifante 2016.

Anuncios