Etiquetas

10 de mayo de 2007

Hay que escribir como uno quiere, guste a la gente o no. Hay que escribir como uno siente, lo entienda la gente o no. Debe haber una verdad, oculta o no, debe existir un sentimiento artístico.

Pero esta reflexión sobre la escritura, ¿se podría utilizar para la vida? ¿Podríamos sustituir así, sin más, en ese dilema intransferible, el verbo escribir por el infinitivo vivir?, ¿qué lograríamos? La vida es lo único que nos identifica con lo que somos, algo misterioso e irrepetible que nos queda ante el egoísmo de nuestra existencia.

IMG_1320

© Del libro, Los sentimientos encontrados, Cálamo 2016.
© De la fotografía: María Isabel Delgado, 2016.

Anuncios