Etiquetas

DECLAGOjpg

Entrego un libro al editor. Cuando lo hago me quedo quieto, mirando por la ventana, y en un unos pocos segundos pienso en todo lo que he vivido mientras lo escribía. Luego, no pienso en nada, pero me quedo detrás de la ventana, con el paisaje ahí, delante, sin pensar siquiera en su belleza ni en su luz ni en las sombras que se ven al fondo.

Anuncios