Etiquetas

Anika entre libros, 2 de mayo de 2014, por Isabel Alamar.

DISTNACIA

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo primero que nos llama la atención de este poemario de Kepa Murua es su diseño claro y a la vez sencillo -grafías grandes y negras sobre blanco para las letras KM de Kepa Murua, combinadas con un rojo intenso para el título de “Escribir la distancia”. Un diseño que está en perfecta consonancia con el lenguaje que utiliza que también es ágil y sencillo, pero potente y con el mensaje que no deja de ser otro que el de los grandes temas -vida, muerte, paso del tiempo- y pequeños temas -amigos, escritura, soledad o silencio-. Tampoco deja de sorprendernos gratamente el título que ha escogido KM que demuestra su clara preocupación por situarse ante la vida con la debida distancia para contarla. 

Se trata de un extenso poemario que alcanza las 232 páginas y consta de 71 poemas. Y es que la voz del poeta ha necesitado en esta ocasión explayarse a gusto para poder hablarnos con detenimiento de lo que le preocupa en historias cotidianas con las que nos identificaremos todos y por las que nos será fácil transitar, como un día hizo el propio Murua, quien nos confiesa que escribió este poemario en un banco de la playa en verano, cuando más sol hace y, por tanto, el paisaje se nos vuelve mucho más luminoso: “Se escribe sentado / cuando llega la hora / de enfrentarse a lo que no se sabe / y se escucha la humedad del viento”. O hablando de esa luminosidad: “Nadie podría dibujar la tormenta / como un poeta con las palabras”. En pocas palabras, versos esenciales que sabrán emocionarnos hasta la médula.

ver reseña

 

Anuncios