Etiquetas

,

IMG_8717

 

 

 

 

 

 

 

 

Hemos venido a entenderlo mientras intentamos entendernos a nosotros mismos. Pero, para entender algo, hay que cambiar la mirada, la manera de ver y observarnos, y para comprender los límites que nos imponemos debemos pensar que podemos hacer tantas cosas que resultaban imposibles en un principio. Y sin embargo, podemos cambiar si lo necesitamos, podemos dejar el pasado arrinconado en una esquina del recuerdo; podemos cambiar incluso nuestra forma de pensar que es lo que más cuesta cambiar. Podemos comenzar a comprender lo que nos sucede. A ver el mundo con otros ojos y podemos cambiar a medida que cambia el mundo como cambiar el mundo a medida que cambiamos nosotros. Hemos venido a cambiar en este mundo, pero el cambio es esa diferencia que ocurre a través del tiempo, esa transformación inevitable que se impone entre lo que fue una pregunta que se convierte, lentamente, en una respuesta, incierta por momentos, sólida más tarde. Los problemas y las dudas que surjan entre una y otra son la solución que convertirá esa transformación en un inevitable cambio, pleno, gozoso. ¿Podemos predecir los efectos del cambio? Podemos hacerlo. Como un modo delimitado del sueño o una meta que nos acerca a ese anhelo que sustenta una vida, claro que podemos, porque así como perseguir el éxito en la vida es el camino más rápido para completar el pasado, sentir la necesidad apremiante del cambio es solo esa parte del momento, un tanto incierto, que necesita el tiempo de una vida para convertirnos en lo que pensamos que somos y cumplir con lo que hemos venido a hacer a este mundo.

 

© Km, del libro “Contradicciones”.
© Fotografía: ardiluzu, 2014.

Anuncios