Etiquetas

FABER 49

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo que comienza un día y se escribe más tarde es evidente que no tiene un destinatario único ni un final ni una medida igual para todos. Y sin embargo, más allá del conocimiento, a menudo la vida nos concede una nueva oportunidad para ser más felices, más osados, más temerarios o sencillamente para estar bien donde estamos y describir con una mirada diferente lo que más tarde ofreceremos a los lectores.

© De la fotografía: José María Álvarez Fernández

Anuncios