Etiquetas

, ,

¿Uno puede abandonar su destino? No lo sé, lo que de verdad uno no puede abandonar es el asombro por la belleza que nos rodea o la excitación por las cosas que nos esperan a la vuelta de la esquina. ¿Es la escritura el reflejo de esa expectativa del tiempo que no sabemos adónde nos lleva? Y la poesía, ¿son esas imágenes y sugestiones que responden a nuestra necesidad y nos liberan de la vida que refuerza su sentido con el paso del tiempo? O ¿solo es ese canto sereno de la vida que suena en los oídos cuando lo necesitamos escuchar de verdad?

 

De 1996/2004. Los pasos inciertos (Memorias de un poeta metido a editor)

Anuncios