Etiquetas

,

Habrás visto que apenas hay preguntas.
Escribo con una mano tomada del corazón
y duele sentir que algunos pájaros
han sido abatidos con la misma mano.
Antes fuimos perros salvajes
por túneles donde nadie se atreve a caminar a solas.
Nada más que el vuelo de esas aves de rapiña
y un rebaño de lobos ante la casa.
Las respuestas viven lejos de las preguntas.
Hablan de la verdad sin emoción alguna.

Del libro, Cavando la tierra con tus sueños

Anuncios