Cuánto daría yo por no escribir
este poema si estuvieras conmigo.
Lo daría todo, un ojo que ya no ve,
un brazo que no se mueve, un pecho
que nadie besa.

Cuánto por no descubrir lo que me daña
y poder estar a tu lado.
Cuánto por no levantarme
a estas horas de la mañana
tras haberte soñado con otro.

Dejaría de escribir creyendo
que es para siempre.
Volvería a rezar para pedir
que como antes no te dañara.
Volvería a suplicarte
que te quedaras conmigo
cuando no hiciera nada.

Y que no te abandonaría por un verso.
Y que no te dejaría
por un poema que ahora escribo
para conjurar este maleficio
al no estar conmigo.

Cuánto por no escribir
este libro donde vive el dolor
a solas con su propio vacío.
Cuánto por dormir un poco.
Cuánto por volver a tener tu rostro
entre mis manos
como se tiene el tiempo
cuando uno es feliz
y no lo sabe.

Del libro, El gato negro del amor

Anuncios