Dejar que hablen diciendo lo que dicen y si vemos que son más ingenuos de lo que parecen, no decirles que lo son o se darán cuenta del juego. Aprender a escuchar que nos va la vida en ello. Y por estar seguros de algo leed la letra pequeña, leed los silencios, leed lo que os venga en gana, pero leed, que así no os estafarán la conciencia ni os vaciarán el bolsillo con buenas palabras.

Anuncios