Etiquetas

La relación con otros artistas es recomendable para todos los creadores, especialmente para los escritores y los poetas. Con la comunicación entre iguales, los artistas salen de su aislamiento y se dan al mundo con otras manos, con otra sensibilidad. Este aprendizaje recíproco puede convertirse en una sorpresa conjunta al observar el trabajo compartido por sensibilidades diferentes. Después de colaborar con músicos, con pintores, con fotógrafos, por ejemplo, el escritor vuelve de nuevo al silencio, pero esta vez con energías renovadas porque, gracias a esa inmersión en unos registros diferentes a los de su propia creación, una nueva visión del arte madura dentro de él.

Anuncios