Etiquetas

,

Si el mundo debe conocer el arte en el momento de su creación, si los lectores necesitan del impulso de los escritores, justo es que estos artistas dispongan de un espacio para experimentar con sus ideas, un lugar donde se reconozcan y colaboren entre ellos con el fin de mostrar al público sus experimentos y difundir de paso en el mismo mercado sus creaciones y productos culturales que por ahora responden a una realidad individual, compleja, móvil, pero que retrata con una mirada moderna a toda la sociedad.

Anuncios