Etiquetas

,

La aparición de las nuevas tecnologías permite que el escritor salga de su aislamiento, pero de la misma manera muestra la limitación de una creación abierta que rechaza encasillarse en parámetros tradicionales, mientras que el mercado, por su parte, oscila aún entre la necesidad de una modernidad en ciernes y la costumbre arraigada de una visión que justifica los usos y costumbres del sector. Las nuevas leyes del copyright, la irrupción del libro digital, la consolidación de las webs personales, incluso de las webs promocionales de las editoriales, para difundir, presentar y consolidar el trabajo literario, llevan al escritor, al editor, al agente cultural interesado por la palabra, a valorar estas perspectiva de futuro con el fin de no caer en el olvido y de mantener vivo su fondo creativo.

Anuncios