Etiquetas

, ,

Mientras esperas que las flores
desnuden tu corazón
la vida espera a las palabras
hasta caer dormida junto a ti.

El sonido es lento, apenas se escucha.
Identifica los pasos de las hojas
donde la esperanza escribe con agua
palabras en silencio.

Los primeros tambores de la noche
con vigorosa, pero tímida voz
descubren las preguntas
de toda una vida.

Fíjate de qué forma mueven los ojos
las respuestas que se apagan.
Y fíjate en el silencio oculto
con el eco que nunca se acaba.

Lo que se ve apenas tiene importancia.
Y lo que no se ve, aquello
que nunca aparece a primera vista
es lo que da sentido a la existencia.

Del libro, Poesía sola, pura premonición

Anuncios