Etiquetas

,

Cuando no tengas algo a mano
sueña con un verso.

Si te han abandonado como a un perro,
mira por la ventana y piensa
en que mañana será un nuevo día.

No llames a ese desconocido que se desnuda
con las ventanas abiertas
de su cuerpo enfermo.

Cuando en ese momento.
Cuando no tengas nada más que el recuerdo.

Del libro, Un lugar por nosotros

Anuncios