Etiquetas

,

Kepa Murua (Presencias reales: la poesía española actual), junio de 2011. Ping Pong es una revista de poesía que opera en Santo Domingo (República Dominicana) desde abril del 2006. Es editada por Frank Báez y Giselle Rodríguez Cid.

-¿Cuál fue tu primer contacto con la publicación: recitales, revistas, premios…?

Me interesé por la literatura desde joven, en un principio lo hice como lector. En aquel tiempo recuerdo que tuve la oportunidad de asistir a actuaciones de música y de teatro, con algunos actos literarios de por medio, muy pocos, pues estos apenas destacaban en mi juventud. La revistas eran escasas, los recitales no existían tal como ahora, por lo que una vez que nos lanzamos a escribir tuvimos que fundar revistas y crear infraestructuras editoriales para difundir la poesía más moderna.

-¿Cuál es la imagen que piensas que se proyecta de la actual poesía en Hispanoamérica? ¿Consideras que se atiene a la realidad de la actual creación?

La imagen responde a una visión clásica. Esto se debe a la falta de información de los proyectos actuales o a que dicha información es muy tradicional.

-¿En estos momentos conoces o tienes referencias de la poesía dominicana y/o caribeña?

Gracias a las antologías que he podido leer y los libros que he ido comprando de un modo intuitivo e intermitente intuyo que conozco sólo un poco, por lo que mi visión de la poesía dominicana es bastante limitada.

-¿Consideras que hay algún blog interesante y con repercusión y/o trascendencia en el tejido poético español?

Hay varios que uno debería leer, pero ha de hacerse con tranquilidad, con distancia. Esto es como la crítica, parece importante, pero en el fondo, por lo menos para la misma creación, no lo es tanto.

-¿Qué relación mantienes con la poesía latinoamericana?

Mantengo una relación epistolar con algunos escritores, así como un intercambio de libros con poetas argentinos y mexicanos. También he tenido la oportunidad de trabajar con poetas uruguayos y brasileños. Me interesa conocer lo que acontece en cada lugar, pero si no puedes viajar a esos países es complicado reconocer lo que está pasando realmente en el mundo de la poesía latinoamericana.

-¿Y con la poesía europea?

Como editor he publicado libros de poesía europea y participo activamente en los debates literarios del momento gracias al intercambio de información con los diferentes autores y profesionales del sector. Asimismo, asisto a diferentes recitales que se organizan en España y en Europa con la intención de reconocer el actual pulso de la escritura poética.

-¿Cuál es tu sensación al encontrarte entre esas dos tradiciones?

Contradictoria. Por el idioma debería estar más unido a la poesía latinoamericana, pero no es así porque estoy más próximo a lo que se escribe y a cómo se entiende el mundo cultural en Europa que en Latinoamérica. No obstante, la poesía de Latinoamérica, cada poeta que descubro de cada país, es para mí una magnifica sorpresa en todos los sentidos.

-¿Qué relación crees que mantienes con las demás poéticas del estado español?

Cercana, sin prejuicios. La lengua no hace la literatura, pero de algún modo la marca. Me interesa lo que se escribe en otras lenguas como la catalana o la gallega. Con el euskera y el castellano, como soy bilingüe, ejerzo como tal. Como lector quiero informarme de lo que sucede con una visión plural, como agente editor, con una revista literaria digital en Internet, difundo poéticas diferentes, y como autor considero que es una necesidad que se publiquen libros de diferentes registros e intenciones literarias y que se traduzcan a otras lenguas con el fin de que se conozca la realidad literaria con una visión amplia.

-¿Cuáles opinas que son los referentes literarios a los que miras en tu poética?

Todo cambia según el libro que esté escribiendo, pero en mi caso busco conocerme y superarme a través de la escritura, de la misma manera que me gusta reconocer el mundo que habitamos. Mis lecturas son diversas, y van desde el campo del ensayo hasta la novela o la misma poesía. Incluso me atrae el mundo del arte y de la música en sí. Y sin embargo, como mis ojos están abiertos a lo que acontece, diferentes temas y asuntos de los más variado me pueden acompañar en un instante de mi itinerario poético.

-¿Qué papel piensas que juegan los creadores latinoamericanos residentes en España en la constitución del actual tejido poético?

Importante, porque los poetas latinoamericanos residentes en España no sólo difunden sus obras, sino que además nos acercan a otros escritores desconocidos en la península. Creo que su mirada aporta originalidad y distinción a la poesía española y moderniza el estilo o la lengua poética utilizada por todos.

-¿Qué consejo le darías al lector dominicano para acceder a buena poesía española?

Que lea a los autores contemporáneos, que investigue en los catálogos editoriales y que colabore con la revistas del momento. Que investigue, por último, en Internet, donde se puede ver y escuchar abundante material visual y sonoro de los últimos experimentos poético-visuales existentes en la Red.

 

+ info

Anuncios