Etiquetas

¿Dónde queda África mi amor
dónde Egipto?
En el primer continente
te esperaba el gato negro.
En el segundo viaje
el gato gris con ojos
de diamante.
Pero después de la confesión
te fuiste al sol cercano
a recorrer la fatiga
de la vida en el cuerpo
marchito del sueño roto.
¿Dónde las palabras
como promesas?
¿Dónde tu perseverancia?
Esa música que ahora
escuchan tus oídos.
Aquellas palabras
como sueños de lluvia
en medio del océano
taparon las huellas
del último viaje.
La perdición
a la vuelta de la esquina
y no lo sabíamos.
¿Dónde tu anhelo?
¿Dónde lo que siempre
perdura como prueba
irrefutable de una verdad
disuelta en agua marchita?
Desde entonces mis manos
sienten la lluvia
cuando no llueve.
Ven el mar
cuando despierta el día.
Pero no pueden creer
lo que se escucha tras la ventana
cuando no es el silencio
el que se pronuncia.
Cuando no es el tiempo
el que nos delata.
Como una sombra en el mapa
donde la ausencia
no llora su desamparo
que se anuncia
como inevitable.
Sueños de lluvia extraños
porque nunca se cumplen.
Sueños de vida
que nunca se realizan.
¿Llueve en África
ahora mi amor?
¿Llueven en tu corazón
los días de hastío?

Del libro, El gato negro del amor

Anuncios