Etiquetas

, ,

Todo es igual a las semanas del otoño.
Frío que llueve cuando nada importa
como las heladas de esa carta.

Ahora son las palabras mi única compañera.
De soledad mi calma se estremece
si escucha los melancólicos pasos de la tarde.

La vida oculta la respuesta. ¿Quién se atreve?
Una posible negación podrá ser una mentira.
Un sí una trampa. ¿Quién?

Del libro, Poesía sola, pura premonición

Anuncios