Etiquetas

,

Quiero poder amar la misma piel
toda la noche, el continente nevado
que bendiga el cielo.

Quiero saber quién soy.
Sentirme como una bella mujer
ante un espejo sin cristal.

Dejar de tener miedo.
Olvidar el cuerpo que me habla.
El deseo que me habita.

Ser un antojo incierto
a las afueras de la carne.
Vivir sin pestañas ni ojos.

Levantarme a por un vaso de agua
y quedarme un rato a ver
lo que nadie ve en penumbra.

Del libro, Poesía sola, pura premonición

Anuncios