Etiquetas

, ,

El País, marzo 2008.

Después de tres años de silencio creativo, sólo roto por la publicación de poemas antiguos y textos ensayísticos, Kepa Murua (Zarautz, 1962) regresa con No es nada (Editorial Calambur). Es un extenso poemario formado por más de 200 piezas, de clara inspiración autobiográfica, que aborda los sinsabores vitales que sufren los seres humanos. En palabras del autor, con esta obra ha levantado entre sí y los demás su hoja en blanco “para que la luz del instante se refleje en el poema, lo mismo que un espejo que se pasea por las calles”.

La obra de Kepa Murua, que combina su actividad como editor de Bassarai con la de escritor, comprende varios libros de poesía, como Abstemio de honores, Siempre conté diez y nunca apareciste, Las manos en alto o Cantos del dios oscuro. Asimismo han visto la luz libros de ensayo como Del interés del arte por otras cosas o el volumen de aforismos La poesía y tú.

“El ser humano pasa a lo largo de las 24 horas de cada día por sentimientos contradictorios. El amor, el desamor, la alegría, la tristeza, la soledad, están aquí. La única constante en todo el poemario es el título, que funciona como algo filosófico que sirve para diluir la pena, para no acusar a nadie, para relativizar lo que pasa. Es un libro con los pies en la tierra”, explica el autor de su última obra.

Kepa Murua mantiene su apuesta por una poesía directa, alejada de cualquier artificio. “Quiero que muestre cómo el poeta, capaz de ponerse en el dolor del otro, también muestra su propio pesar”. La madurez marca este nuevo trabajo, así como vivencias como la enfermedad del padre o los amigos que ya no están. Incluso el humor toma el protagonismo en ciertos momentos, aunque sea un humor pesimista y negro.

T. G. C.

+ info

 

Anuncios