Etiquetas

, ,

Publicaciones del Sur, noviembre de 2oo7.


La obra de Kepa Murua (Zarautz, 1962) sigue creciendo, plena en constante y serena coherencia. Libros de poemas, de ensayo, de arte…, avalan la voz de un autor comprometido con la palabra y el rigor estilístico desde sus inicios literarios. Dos nuevos títulos, vienen ahora a confirmar su devoción verbal y creativa.

“Del interés del arte por otras cosas” (Ellago Ediciones. Colección Las Islas. Castellón, 2007), es el resultado de las diversas y profundas reflexiones que el escritor vasco se plantea respecto a la realidad artística de ayer y de hoy. Los sueños, las experiencias, las quejas o las vanidades del creador, la simbología, la imaginación, la ignorancia o el mercantilismo que rodea buena parte del mundo de las artes, la recepción del público, el papel de la crítica, la mirada del enemigo, el goce del éxito, la amargura de la derrota…, son tratados con pluma acerada y certera por Kepa Murua. Y lo hace, con el conocimiento de quien vive por y para esta noble causa, de quien sabe de primera mano cuántas frustraciones, sinsabores, dichas y asombros conlleva la sufrida tarea de artesano: “El arte que no busque lo imprevisible se estanca eternamente porque es incapaz de superar el límite que impone su esfuerzo”.
Dividido en pequeños “capítulos” de apenas una página, la lectura de estas cavilaciones se hace ágil, liviana, y la ventaja de que tras sus páginas haya un poeta, dulcifica esa habitual indisposición de muchos al género ensayístico: “Cuando el arte muere, renace con la poesía. En su contemplación medita con el entorno (…) Porque el arte no puede con las palabras que lo destrozan con todo, la poesía alcanza su intemperie”.

Los “Poemas y Canciones” de Kepa Murua & Tasio Miranda, junto con las fotografías de Javier Berasaluce, conforman la bellísima edición que AgrupArte (Vitoria-Gasteiz, 2007) ha dado recientemente a la luz. En este libro-disco, donde “la poesía dialoga con la música”, como bien apunta Pedro Tellería en su prólogo, se recoge una breve, pero significativa selección de la obra poética publicada hasta la fecha por el poeta guipuzcoano.
La temática amatoria impregna estos quince poemas desde un realismo esencial y abarcador, que ahonda en una ultraconsciencia crítica, existencial. Todo ello, tamizado por un leguaje directo, sin ambages, de escrutadora afectividad: “Siempre conté hasta diez y nunca apareciste./ Fueron noches de granizo y desnudo, de temblor/ en el humo del deseo. Días de ayuno y lucidez”.

A la par de ese hilo conductor amoroso, se adivina una lúcida desesperanza, un férvido desasosiego, que nos acerca hasta cierta intimidad, agónica y turbadora: “Avanza el silencio entre las ruinas./ Permanecen cerradas las casas./ para algunos la muerte es un descanso”. Si bien, la voz del poeta busca un espacio y un tiempo para la celebración, donde no sentir miedo, “allá en la esperanza/ donde vive distante la huida”.

En suma, dos sugestivos volúmenes, que a buen seguro tendrán muy pronto continuación. En uno de sus aforismos, -recogidos en “La poesía y tú” (2003)-, Kepa Murua anotaba: “La poesía canta a quien espera, sólo hay que tener el oído atento”. Y a la espera, quedamos, pues, de su nuevo cántico.


Jorge De Arco.

Anuncios