Etiquetas

, ,

 

Pérgola, noviembre 2006.

Como si se tratase de un número profético, cercano a la mitología de dioses y monstruos, del conflicto maniqueo entre el bien y el mal, el último libro del poeta Kepa Murua parte con una sorprendente premisa. De su primera edición se han tirado 666 ejemplares numerados. Número mágico y maldito para un poemario que inaugura a través de ochenta y dos poemas la nueva colección “Cuarto menor” de la editorial andaluza El Gaviero. Y visto por el lado numérico, Cantos del dios oscuro podría tener algo de descubrimiento religioso, o quizás, al contrario, de reflexión descreída sobre el ser humano, sobre su fragilidad en el enfrentamiento con el universo, sobre el miedo a la muerte, a lo desconocido, sobre preguntas sin respuesta cuando uno no quiere recurrir a ese dios ajeno y lejano. La poesía de Murua busca en sí misma las preguntas a tantos interrogantes que podría no parecerlo, no parecer poesía quiero decir. Y sin embargo lo es, en su forma, en su musicalidad, en su esencia. Una muestra más de que el escritor sigue fiel a su personalidad poética.

 

A. Oviedo.

Anuncios