Etiquetas

, ,

Pérgola, enero 2006.

El escritor Kepa Murua lleva diez años desarrollando a través de Bassarai una narrativa y poesía diferentes, pero sobre todo publicando una colección de títulos comprometidos con la calidad. En 2001 iniciaba su colección de Arte con un primer libro dedicado al ilustrador Alfredo Fermín Cemillán, Mintxo, que mostraba el lado más creativo que el editor quería otorgar a su nuevo proyecto. Tras varios títulos entre los que destaca Itxina, (fotografías de José María Álvarez Fernández apoyadas en la poesía de Murua), las ilustraciones de Mintxo sirven de referente para Poemas del caminante. En él Kepa Murua vuelve a ser el autor de los textos.

Como poeta, el editor de Bassarai ha logrado un público fiel que goza de su poesía, de su estilo alejado de las modas y de los modos de muchos de aquellos que se autodenominan poetas y siguen ligados a los premios y a las camarillas. No en vano el escritor posee ya en su haber un buen número de libros entre los que destacan Abstemio de honores, Cavando la tierra con tus sueños, Siempre conté diez y nunca apareciste, Un lugar por nosotros, Cardiolemas o Las manos en alto. Poemas del caminante es sin duda un trabajo más abierto y sencillo (sin que esta palabra quite valor alguno al desarrollo poético de los textos), alejado de aquel carácter críptico de alguna de sus obras cuya validez no radicaba tan sólo en la musicalidad de los versos sino sobre todo en la riqueza de lo expresado. Puede que algún crítico suspicaz defina este nuevo libro como un intento de acercar su poesía a otros lectores. O como una marcha atrás en la línea creativa de la que se había hecho portavoz. Por el contrario, en Poemas del caminante se mantiene el estilo y el tono que han convertido a Kepa Murua en uno de los poetas más interesantes y personales de los últimos años.

A.J.O.

Anuncios